Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘libros de conflicto’

 

 

Portada

Portada

 

 

Redacción: La Fábula Ciencia 

“En las guerras olvidadas, la víctima no tiene personalidad. Ni siquiera forma parte de un tiempo histórico y su lugar en el mundo se diluye en el mapa mudo de la desmemoria, desdibujado en una geografía sin nombres”.

Bru Rovira pertenece a la estirpe de escritores que, como Ryszard Kapuscinski, hace sus libros con la tinta de la actualidad periodística. Antes de emborronar la primera cuartilla, tiene que haber pagado un precio por lo que ha visto. El precio puede ser la pérdida de una amistad, de la confianza, o, simplemente, una enfermedad. Lo que ha visto, el resultado de este descenso a la realidad, es Áfricas. Cosas que no pasan tan lejos.

África, la masa de tierra que acoge los mayores desiertos y grandes ríos, se baña en dos océanos y soporta el sur del Mediterráneo, es la gran pisoteada de la globalización. Escenario en su más reciente historia de las luchas imperialistas de las potencias occidentales, éstas al marcharse han creado en sus pueblos y en sus mapas divisiones artificiosas y han sembrado complejos que siguen lastrando su progreso; tal es el caso de la distinción, sin base real ni histórica, entre hutus y tutsis.

El libro, estructurado en cuatro capítulos, se centra en las masacres ocurridas en Ruanda en 1994 y en la situación padecida por diversos países del continente a lo largo de la última década del siglo XX: Sudán, Somalia, Liberia y la propia Ruanda. Otros libros abundan mejor en el desarrollo de las tramas políticas y en las causas estructurales de la quiebra de los estados, pero en éste de Bru Rovira hemos encontrado un rostro humano, la vivencia directa de las situaciones y la cercanía a sus protagonistas. Áfricas se convierte así, especialmente, en un friso de supervivientes en un barco sin rumbo, de ciudadanos sin estado, como los habitantes de Somalia, entregados a la arbitrariedad de los Señores de la guerra. Personajes que si nos conmueven es porque antes han sido conmovidos y rotos por la ineptitud de unos, el odio de otros y la pasividad de quienes tenían en su mano las llaves de las soluciones.

Bru Rovira (Barcelona, 1955) es reportero del diario La Vanguardia.

Entrada: Carlos Quintero y Laura Torrent

Read Full Post »

 

Africa Llora de Alberto Vázquez Figueroa

Africa Llora de Alberto Vázquez Figueroa

 

 

Un pequeño, tranquilo y perdido pueblo de Etiopía, una cercana contienda que no les atañe directamente y de la cual sólo tienen un remoto conocimiento, unos niños en el colegio en el que la señorita Margaret, hija de un misionero, da clase, unos cadáveres de soldados que bajan por el río, los recogen y los van a enterrar, otros soldados que llegan y que al ver los cadáveres de sus compañeros, no piden explicaciones, simplemente se ponen a disparar y matan a todo el poblado, excepto los niños que están en el colegio, pues la maestra les hace salir por la puerta posterior y se esconden, y es así como se salvan de la matanza catorce niños y las dos maestras, la señorita Margaret y la señorita Abiba.
Esto es el principio de Africa llora, una novela que está basada en hechos reales, aunque el autor advierte que los personajes y situaciones del relato, son ficticios. Es la historia de unos niños con su maestra al frente, que recorren media Africa en busca de un sitio donde vivir en paz, un sitio que se les niega, en unos sitios serán esclavos, en otros ya hay bastante hambruna como para querer a mas gente que la incremente y así vagan varios meses, pasan por Sudán y les asalta el temor de caer en manos del ejercito sudanés, ya que odian a los etíopes, atraviesan las marismas del Sudd llenas de extensa vegetación, con miles de cañas, que aunque sólo tienen unos tres centímetros de diámetro, son tan espesas que es prácticamente imposible pasar por allí, pero lo consiguen y llegan a la margen izquierda del Nilo Blanco; y así pasan por mil penurias, hasta que encuentran a unos cazadores furtivos, los cuales les ayudan, les llevan con ellos y les aconsejan que se dirijan a Senegal, el único sitio africano que aún respira paz, pero que está demasiado lejos para ese grupo tan cansado y enfermo. 
La novela en si trata de la historia de estos niños, con su maestra en su lucha por llegar a algún sitio donde poder vivir, pero a través de su lectura vamos conociendo otros aspectos de Africa, otros aspectos que Figueroa siempre trata de hacernos saber, de cómo este continente fue colonizado, de cómo fueron acabando con sus recursos y luego cuando en los años sesenta comenzó la independencia africana, los europeos salieron de allí dejando tras sí toda la miseria en la que los habían sumido durante largos años. 
Antaño, el africano sólo usaba su arco y sus flechas, que ellos mismos fabricaban, sin embargo ahora gastan casi todas sus riquezas en armamento, porque así se lo enseñaron los blancos, para matarse unos a otros, por unas ideologías que les inculcaron.
Nos dice que cuando Livingstone se internó por primera vez por el río Congo, seguramente no se encontró con ningún comunista ni fascista, sin embargo ahora se encontraban por cientos, y cada vez escaseaba más el hombre libre.
Al igual que cuando llegaron los primeros misioneros, para dar a conocer la palabra de Dios, antes ningún nativo se había preocupado antes de que si su dios era mejor o peor que el de su vecino, pero ahora hay odio entre un judío y un musulmán, entre un musulmán y un cristiano o entre un judío y un cristiano. Los europeos dejaron en aquellas gentes una idea que les hacía ver que lo único que importaba era ser siempre el más rico, el más sabio, el más poderoso o el más santo, ya que ellos habían llegado a estas tierras para eso: para ser los políticos más poderosos, los colonos más ricos y los misioneros más santos; les habían hecho ver otra clase de vida, pero no les enseñaron a desenvolverse en ella.
Cuando llegaron los colonizadores, se repartieron Africa como quisieron: “esto para ti, esto para ti y esto para mí” y trazaron líneas de separación, mezclando distintas etnias y culturas, mientras estuvieron allí todo iba “bien” pues tenían sus propias leyes, pero al marcharse concedieron la independencia a las colonias y se encontraron conviviendo gentes que siempre se odiaron por sus creencias y de esa forma empezaron las luchas sangrientas las masacres de unos y otros y es así como está Africa ahora.
Nos habla de los cientos de minas que hay por el territorio africano y dice que colocar una cuesta menos de $5, pero desactivarla cuesta más de $1000, por lo tanto será muy difícil que algún día se pueda caminar tranquilamente por este continente.
También nos habla de la lepra y que desde tiempos remotos se considera que el Sudd es la cuna de ella y que ya los egipcios de hace miles de años sabían que donde se había originado la enfermedad era entre los “dinkas” de las orillas del Alto Nilo. 
Muchas veces nos preguntamos si cosas así pueden pasar en la realidad, ya que parecen cosas de un simple relato para entretener al lector, pero os voy a poner literalmente lo que se puede leer en la contraportada de la novela y así vosotros mismos podréis juzgar: “Por desgracia, cuando este relato estaba concluido, los atroces hechos de Ruanda vinieron a corroborar que, demasiado a menudo, la realidad supera la fantasía más desbordante, y, hoy por hoy, Africa no sólo llora: también sufre, grita, se desangra y muy pronto morirá. Africa llora no es sólo un relato trepidante inspirado en un hecho real: es, sobre todo, un detallado estudio de las razones humanas, sociales y políticas por las que el más hermoso de los continentes agoniza”.
Creo que ya no quedará ningún lugar por colonizar, pero si lo hay, por favor, déjenlo seguir siendo “salvaje”.

Entrada: Carlos Quintero y Laura Torrent

Read Full Post »

 

Ryszard Kapuscinski (1932-2007)

Ryszard Kapuscinski (1932-2007)

Nació en Pinsk (Polonia oriental, en la actualidad, Bielorrusia), estudió Historia en la Universidad de Varsovia. Ha ejercido el periodismo como principal actividad de su dilatada carrera. Corresponsal de la agencia Polish Press en África, Asia y América Latina (1959-81), donde asistió a 17 revoluciones y procesos de descolonización. Ha colaborado en diarios como The New York TimesFrankfurter Allgemeine ZeitungGazeta Wyborcza, Le Monde y El País y semanarios como Time. Ha siso considerado como uno de los mejores reporteros del siglo XX. Ha impartido docencia como profesor visitante en las Universidad de Caracas (1978) y en la Temple University de Filadelfia (1988), y ha participado eb cursos de las universidades de Harvard, Londres, Canberra, Bonn y British Columbia de Vancouver (Canadá). Doctor ‘honoris causa’ por las universidades de Silesia (1997), Jagellónica de Cracovia (2004), Ramón Llull de Barcelona (2005), ha obtenido, entre otros, los premios Alfred Jurzykowski (Nueva York, 1994), Hansischer Goethe (Hamburgo, 1998), Imegna (Italia, 2000), Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (España, 2003).
Entre sus numerosos libros, basados en su experiencia periodística, El Emperador (1978), El Sha (1987), La guerra del fútbol (1992), Lapidarium (1990), El imperio (1994),Ébano (1998), Un día más con vida (2003), Autorretrato de un reportero (2003), El mundo de hoy (2004).
Su práctica del reporterismo le ha llevado a vivir de cerca, desde la calle, en la cercanía de las gentes, conflictos narrados con especial tensión periodística. Sus reflexiones reivindican una práctica ética de la profesión, empobrecida por los asaltos de los poderes político y económico, por la espectacularización de la información como mercancía, por el alejamiento del periodismo de la cultura y de la ciudadanía. Empobrecida, también, por nuevas formas de censura, más sutiles que las convencionales, a través de la aparente abundancia de información, que impide la comprensión, silencia realidades y protege intereses. Kapuscinski demanda un periodismo bien construido, hecho por profesionales éticos y bien formados. “En el periodismo -afirma en el libro Los cínicos no sirven para este oficio, Anagrama, Barcelona, 2003–, la actualización y el estudio constantes son la conditio sine qua non. Nuestro trabajo consiste en investigar y describir el mundo contemporáneo, que está en un cambio continuo, profundo, dinámico y revolucionario. Día tras día, tenemos que estar pendientes de todo esto y en condiciones de prever el futuro. Por eso es necesario estudiar y aprender constantemente”.

© Bernardo Díaz Nosty | Infoamérica.

El País le concedió un reportaje cuando murió en 2007

http://www.elpais.com/articulo/narrativa/Kapuscinski/poeta/vida/elpepuculbab/20080112elpbabnar_6/Tes

ebano1

A lo largo de los muy diferentes capítulos de este libro, el autor nos conduce desde los momentos iniciales de la independencia/liberación de las antiguas colonias europeas hasta los conflictos actuales de Rwanda, Somalia, Sudán…

A lo largo del libro se suceden y alternan, en ocasiones de forma algo caótica, los acontecimientos histórico-políticos junto con las observaciones etnográficas y las vivencias personales del autor.

Todos los capítulos siguen un orden cronológico, pero no así espacial. El lector se ve en un momento en la lujuriante selva congoleña y, acto seguido es trasladado al desierto del Sahara 3,4 ó 5 años más tarde…

Realmente se podría decir que el libro son una serie de artículos periodísticos o resúmenes de ciertos acontecimientos seleccionados por el autor cuyo trasfondo es África, pero eso es lo único que tienen en común.

Interesante en general y altamente recomendable para aquellos que quieran iniciarse en conocer los sucesos más significativos ocurridos en aquel continente, aún hoy día muy desconocido para la mayoría.

No es un libro de vivencias, ni autobiográfico (aunque también escribe sobre ello y en primera persona), ni un diario, ni un libro de exposición de datos históricos o acontecimientos destacados, sino todo ello a un mismo tiempo, como un “collage”.

Entrada: Lola Rodriguez

Read Full Post »

el_genocidio_del_que_no_se_habla

La República Democrática del Congo es un país inmensamente rico en recursos naturales aún sin explotar (oro, diamantes, cobalto, coltán, petróleo, gas natural, uranio…). Por ejemplo: la media mundial de extracción de oro en una mina es de 11g. en la R.D. del Congo se llega a 6 Kg y en algunas zonas hasta 18 Kg; en el este abundan minerales raros de alto valor estratégico para la tecnología punta (coltán, casiterita, europio, thorio, germanio…) Además es enorme y situado estratégicamente en el centro de África. Es el paso para controlar el cono sur africano. Por ello hay una guerra encubierta por parte de EEUU por controlarlo. En esta guerra ha usado a los países vecinos (Uganda, Ruanda y Burundi) para invadirlo y saquearlo. Por desgracia a costa de la muerte de 4 millones de congoleños y del silencio internacional ya que ciertos países europeos también están implicados. Es una guerra oculta en donde está en juego el futuro de África. El siguiente texto va a convertirse en nuestro lema: ¡4 MILLONES DE MUERTOS BASTAN!

 El libro “EL GENOCIDIO DEL QUE NO SE HABLA: Guerra en la R.D. del Congo”, proporciona información y reflexión de diversos autores a partir de pequeñas introducciones y una cuidada selección de artículos realizadas por José García Botía. No lo explica todo, es un asunto complejo y con muchos matices. Pretende descifrar las principales claves para entender el conflicto y el resto de continuos conflictos en esa región del África Central. Nos ayuda a entender algunas de las principales causas y voluntades que están impidiendo que África pueda salir de la miseria. Además, contamos con las vivencias de Mariví Garbayo (30 años en el Kivu, el Este rico y masacrado de la R.D. del Congo) que nos transmite de forma poética. Un cuento (escrito por José García Botía e ilustrado por Fernando Bernabé) nos explica muy bien todas las claves de este conflicto. Termina el libro con una Guía Didáctica realizada por Juan Carlos García Domene en la que se nos ofrecen apuntes sobre los diversos temas que podemos tratar a partir de estos materiales y los que aparecen en el disco. Es un libro de 140 páginas preciosamente maquetado por Diego Lizán y muy bien ilustrado con dibujos de Rocío Pérez (de 13 años), Fernando Bernabé (Nano), fotos de Juan Carlos Tomasi, José A. Atencia…

¿POR QUÉ OCCIDENTE NO HACE NADA PARA QUE ESTA GUERRA TERMINE?

Las 13 canciones del disco “EL CONGO GRITA, ÁFRICA GRITA. Tambores para la terca esperanza”, compuestas por Domingo Pérez e interpretadas por el Grupo Veredas y por el grupo de Burkina Fasso Segtaba Percusión, están creadas específicamente para este proyecto y nos impregnarán y harán rumiar estos contrasentidos en nuestro interior, transmitiendo dolor e intentando dejar un regusto de esperanza, de terca esperanza. Junto a ellas, hay una pista interactiva con tres montajes y los play-back en MP3 de la música que nos ha servido de acompañamiento en el disco.

 Entrada: Lola Rodríguez

 

 

Read Full Post »

 

"Guerra y Olvido"

"Guerra y Olvido"

Guerra y olvido : la Unión Europea y la prevención de conflictos en Africa Subsahariana
Aguirre, Mariano (coord. y presen.)
Bruhn, Cecilia (coord.)

 

El África subsahariana es un territorio fuertemente castigado por guerras fraticidas que se perpetúan años y años. Muchos de estos conflictos no reciben ningún tipo de atención por parte de la comunidad internacional ni de los medios de comunicación .

Entrada: Lola Rodríguez

Read Full Post »

 

 “Un largo camino. Memorias de un niño soldado”,  Ishmael Beah

“Un largo camino. Memorias de un niño soldado”, Ishmael Beah

 

Cuenta una historia fascinante. A los doce años, huye del ataque de los rebeldes y vaga por un país que la violencia ha vuelto irreconocible. A los trece años, entra en el ejército del gobierno, y Beah, un buen chico, descubre que es capaz de cometer actos terribles. Nos lleva a preguntarnos hasta que punto un niño soldado puede considerarse un asesino, y como deja de serlo, y también a ver la guerra de sus inocentes ojos.

Entrada: Beatriz Llaca

  

Read Full Post »

 

 

George Orwell: Diario de guerra 1940-1942. Eduardo Rabasa Salinas (tr.) Madrid: Sexto Piso, 2006.

George Orwell: Diario de guerra 1940-1942. Eduardo Rabasa Salinas (tr.) Madrid: Sexto Piso, 2006.

 

 

La guerra es un evento terrible en el cual hay únicamente sufrimiento y abuso de pocos que acaban enriqueciéndose, esto le quedaba muy claro a Orwell. Relata sobre un estudio que hizo sobre las atrocidades de la guerra, atrocidades desde el año de 1918. Entre ellas nombra atrocidades turcas, bolcheviques, británicas, francesas, americanas, alemanas, italianas, fascistas, japonesas, nazis, fascistas en España, rojas en España. Y debido a que concluyó su diario en 1942 no incluyó las atrocidades americanas en Japón con las bombas atómicas.

Este diario es muy rico en cuanto a pensamientos basados en hechos de esa época que tanto impacto tienen aún en nuestros días. Creo que las lecturas de autores como Orwell llevan al lector sincero a respetar a las personas en general entendiendo que todos vivimos situaciones similares y tenemos anhelos comunes.

Entrada: Gisela Martin, Laura Torrent

Read Full Post »

Older Posts »